• facebook

Dr. Raul Cabra Zurita

Cédula profesional no. 2196779

Cédula de especialidad no. 3245521

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)

Certificado del Consejo Mexicano de Ginecología y Obstetricia no. 1709

Certificado del Consejo de Biología de la Reproducción No. 151.

Licencia Sanitaria: 09TR27004037 Permiso Cofepris: 163301201A2472

Tel: 993 310 0433

info@reprogyn.com

Fragmentación de ADN Espermatico

La fragmentación del ADN espermático, tal y como indica su nombre, se refiere a rupturas o lesiones en el material genético del espermatozoide.

A mayor número de lesiones, menor será la integridad del material genético y las probabilidades de que se produzca un embarazo a término.

En algunos casos el ovocito puede reparar el daño del ADN del espermatozoide que lo ha fecundado. Esto va a depender de varios factores:

  • El tipo de lesión del ADN.

  • El porcentaje de ADN del espermatozoide afectado.

  • La calidad del ovocito, un factor generalmente ligado a la edad de la paciente.

¿Qué provoca que se dañe en el ADN del espermatozoide?

Las causas son varias y pueden ser intrínsecas o inducidas por factores externos.

Causas intrínsecas:

  • Selección ineficiente: La producción de espermatozoides se localiza en los túbulos seminíferos (testículos) y en algunos casos los espermatozoides y sus células progenitoras sufren alteraciones de tipo genético que resultan en roturas del ADN. Estos espermatozoides dañados son generalmente seleccionados y eliminados, pero si el mecanismo de selección falla aparecen espermatozoides con el ADN fragmentado en el eyaculado.

  • Maduración incorrecta: Los espermatozoides sufren un proceso de maduración  en el epidídimo que se conoce como maduración epididimaria.

Este proceso de maduración conlleva al empaquetamiento de la cromatina nuclear y la adquisición de la motilidad espermática. Si este proceso no se lleva a cabo correctamente se pueden producir lesiones en el ADN espermático.

Causas externas:

  • Daño inducido por  radio/quimioterapia.

  • Varicocele.

  • Episodio de fiebre alta.

  • Exposición a elevadas temperaturas.

  • Enfermedad inflamatoria aguda y crónica.

  • El estrés oxidativo post-testicular : Durante el transporte de los espermatozoides a través del epidídimo se puede producir fragmentación del ADN espermático.

  • Uno de los mecanismos principales es el relacionado con la producción de radicales libres, ya sea por espermatozoides inmaduros o por las células epiteliales del epidídimo, que dañan directamente el material genético del espermatozoide. Además, los factores tóxicos y temperaturas elevadas también pueden inducir fragmentación del ADN.

¿Cómo se detecta la fragmentación en el ADN espermático?

Existen varios métodos para medir los niveles de fragmentación. En Institut Marquès utilizamos el test de TUNEL con citometría de flujo y el test SCD.

Otros test de fragmentación, como SCSA y SCD, miden el daño potencial y susceptibilidad a la desnaturalización del ADN y por ello tienen un nivel predictivo más bajo.

¿En qué casos está indicado el test de fragmentación del ADN espermático?

Este test se recomienda en  los siguientes casos:

  • Infertilidad de causa desconocida (idiopática)

  • Tras fallos repetidos en técnicas de reproducción asistida.

  • Casos donde se ha observado una mala calidad embrionaria.

  • Pacientes que han sufrido abortos de repetición.

  • Varicocele.

  • Casos de congelación de semen (se comprueba que la muestra congelada tenga unos niveles de fragmentación aceptables).

  • Episodio febril en los últimos 3 meses.