Análisis Seminal

Es altamente recomendado que en cualquier estudio de infertilidad se estudie también el factor masculino, específicamente un análisis de semen, en donde se observa si existe un adecuado número o calidad espermática.

El análisis seminal incluye número, movilidad y morfología (forma). Como parte del estudio se determina el número de espermatozoides por eyaculado. Una concentración normal es entre 20 a 40 millones/mL. Posteriormente se observa el movimiento y se realiza un conteo de cuántos espermatozoides por cada 100 son móviles. Aproximadamente este porcentaje será de 40-50%. Por último se observa la forma de los espermatozoides en busca de irregularidades. En caso de que este análisis sea anormal, debe ser repetido. En caso de que no se encuentren espermatozoides en la muestra, se debe de optar por otros tratamientos como aspiración testicular o donación espermática.